2c) Piorrea o peridontitis - Enfermedad periodontal

Piorrea o peridontitis – Enfermedad periodontal

En este vídeo 3D vemos el progreso de la enfermedad periodontal tanto a nivel de tejidos blandos (encía), como de tejidos duros (hueso). Se muestra cómo a medida que avanza la enfermedad periodontal la pérdida de hueso es más importante y la encía comienza a retraerse. Esta pérdida progresiva de los cimientos provoca que los dientes pierdan estabilidad.

Las enfermedades de las encías se manifiestan generalmente al inicio como una gingivitis. La gingivitis se caracteriza por una inflamación de la encía sin afectación del hueso que rodea al diente. Se manifiesta como una encía enrojecida, edematosa, y que sangra fácilmente. Es una de las enfermedades más frecuentes del ser humano, siendo muy común en todas las edades (hasta un 75% de la población española la posee). Es muy importante tratar la gingivitis a tiempo ya que a ese nivel la enfermedad es reversible y puede ser eliminada con una correcta higiene dental.

1a) La piorrea y su influencia en la saludSi por el contrario esta gingivitis no es tratada, puede progresar a una periodontitis. En este punto la afectación abarca tanto a la encía, tejidos periodontales y al hueso que soporta y alberga los dientes. La periodontitis o piorrea está provocada por unas bacterias que se acumulan en la placa dental, la cual se pega alrededor de los dientes y que si no eliminamos se introducen entre el diente y la encía. Estas bacterias crean toxinas que dañan y desarrollan un proceso inflamatorio infeccioso, que implica la destrucción de los tejidos que sostienen a los dientes. Tiene que haber además un factor predisponente individual (genético) que es clave, y es lo que nos explica el que pacientes con muy poco sarro puedan desarrollar una enfermedad periodontal agresiva, y viceversa, pacientes con mucho sarro apenas tengan pérdidas óseas en los maxilares.

Entre los síntomas que provoca la enfermedad periodontal se incluyen inflamación, sangrado, retracción de las encías, mal aliento y movilidad en los dientes entre otras. Si no se trata, a largo plazo puede incluso suponer la pérdida de los dientes debido a la reabsorción del hueso.

La periodontitis es más rara en jóvenes y adolescentes, sin embargo su frecuencia aumenta con la edad (10% entre 30 y 40 años; 25-30% entre 50-60 años). Actualmente, solo el 10-15% de la población entre 35-44 años tiene sus encías sanas, y 1 de cada 3 tiene periodontitis.

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR