2b) Encías retraídas - Tratamiento de la recesión de encías

Encías retraídas – Tratamiento de la recesión de encías

Vídeo 3d sobre las encías retraídas donde se muestra la presencia de una recesión de la encía que recubre un diente. Se describen dos técnicas de injerto para cubrir las encías retraídas: una con un injerto de tejido conectivo del paladar y la otra con un material de injerto diferente al del propio individuo. También se muestra la resolución del problema al utilizar estas técnicas.
En ocasiones una falta de encía adherida puede ocasionar una recesión en las encías. Esto puede conllevar problemas de sensibilidad y estéticos. Para que exista una retracción tiene que haber previamente una falta de hueso que rodea al diente.

1a) Encías retraídas - Tratamiento de la recesión de encíasCausas encías retraídas

Existen varias causas que pueden conllevar a una retracción de encías. Primeramente en pacientes que genéticamente tengan una encía fina y débil (al igual que hay personas que tienen la piel más fina) estarán más predispuestos a sufrir una recesión de encías, bien sea debido a traumatismos por una excesiva fuerza e incorrecta técnica de cepillado de dientes, bien sea debido a una mala posición del diente con respecto al hueso que lo rodea.

Otra causa de recesión de encías es la Enfermedad Periodontal. Es importante distinguir estos tipos de recesión de encías, ya que la causa de la retracción de encías en la enfermedad periodontal es la pérdida de hueso interproximal que producen las bacterias presentes en la placa y el sarro. Éstas recesiones que se deben a la pérdida de hueso interproximal no será posible tratarlas con injertos, ya que para que un tratamiento con injertos sea exitoso es importante que haya buen hueso interproximal.

En caso de recesiones no debidas a enfermedad periodontal y en los casos en lo que está indicado, esta situación puede resolverse mediante un injerto de tejido conectivo. El procedimiento consiste en obtener un pequeño trozo de encía del paladar que posteriormente se injerta en el área previamente preparada donde existe la recesión. La zona irá cicatrizando poco a poco cubriendo así la lesión. Este nuevo tejido será idéntico al de zonas adyacentes. El proceso de cicatrización dura alrededor de 6 semanas, pero el remodelado de encía puede seguir produciéndose hasta 12 meses después.

Otra técnica para cubrir recesiones consiste en usar materiales de injerto procedente de animales o humanos en lugar del propio tejido del paciente. El injerto se modela en función de la anatomía de la recesión que se quiere cubrir. El tipo de injerto cicatrizará de la misma manera que el de tejido conectivo del propio paciente.

Con estas técnicas, no sólo logramos cubrir la recesión, sino también lograr un grosor de encía suficiente para evitar su reaparición y lograr una correcta salud gingival.

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR